Separaciones y Divorcios archivos - Página 2 de 2 - Aide Abogados y Consultores, Despacho en Burgos
Separaciones y Divorcios

Cómo no incurrir en un delito antes del divorcio

delito antes del divorcio

El proceso de divorcio puede ser un largo trámite hasta que se efectúe legalmente, y no siempre se realiza de forma amistosa. En ciertas ocasiones, los cónyuges pueden querer acelerar el proceso de su separación física por cuestiones de convivencia. Abandonar la casa o sacar dinero de la cuenta bancaria en común antes del divorcio, pueden suponer ciertos problemas legales que son aconsejables saber.

Por eso, desde AIDE Abogados de divorcios en Burgos, te contamos las claves de lo que puedes y no puedes hacer antes de divorciarte, en cuanto al abandono de la vivienda familiar y la retirada de dinero de la cuenta corriente se refiere.

 

El abandono del hogar antes del divorcio

Una vez iniciado el proceso de divorcio, puede ocurrir que uno de los cónyuges decida marcharse de casa a causa del clima tenso que exista en el hogar.  Si únicamente vive en otra residencia diferente a la de su todavía esposo y no incurre en ningún problema, esta acción es perfectamente realizable sin consecuencias legales. El delito de abandono del hogar existió en nuestro país, pero actualmente no se puede infringir.

Otra cuestión es que el cónyuge que se haya marchado a otra vivienda, abandone a su familia. Esto quiere decir que, teniendo la obligación de mantener económicamente y/o cuidar a los hijos y al esposo, se desentienda de hacerlo. En este caso, la otra persona, tiene todo el derecho y debe denunciarlo, siempre que existan pruebas de que no ha cumplido sus deberes familiares.

delito antes del divorcio

Para saber si se está cometiendo un delito por abandono de familia, deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • No cumplir los deberes legales referentes a la patria potestad, la tutela, la guarda o el acogimiento familiar, ni atender de manera económica a los familiares que estén necesitados.
  • Dejar de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos, a su cónyuge o a sus hijos según haya establecido la ley para cada situación por individual, en los supuestos de separación legal, divorcio, nulidad del matrimonio, proceso de filiación o pensión alimentaria.
  • Abandonar a menores o personas incapaces, cuando se haya establecido que estas personas sean sus cuidadores legales.

Cuando el proceso de divorcio aún no ha comenzado, lo ideal es firmar un convenio regulador para que queden expresados los derechos y las obligaciones de cada cónyuge durante el período que dure la aplicación de la sentencia del divorcio. Con todo claro sobre la mesa, será más difícil incurrir en el delito de abandono de familia.

 

¿Qué ocurre con el dinero de la cuenta bancaria?

Otra cuestión que plantea serias dudas durante el proceso de divorcio, es la referente a la retirada de dinero de una cuenta bancaria compartida con el otro miembro de la pareja, cuando existe sociedad de gananciales. Por regla general, ambos cónyuges deberían pactar cómo repartirse ese dinero, pero si no llegan a un acuerdo, será el juez quién dictamine cómo repartírselo.

Ahora bien, puede ocurrir que uno de los esposos coja una importante cantidad de dinero de la cuenta para su propio beneficio, en fechas próximas a la resolución judicial de divorcio. En este sentido, si no se demuestra que el dinero ha sido utilizado para gastos familiares, el juez puede exigir que se devuelva.

delito antes del divorcio

Por otro lado, puede ocurrir que uno de los miembros de la pareja, retire dinero de la cuenta bancaria de la otra persona en donde no es titular, sin obtener el permiso del titular o bajo falsas justificaciones. Pese a estar casados y tener sociedad de gananciales, no tiene derecho a utilizar la cuenta bancaria que no esté a su nombre. Esta situación puede considerarse delito y el infractor además de devolver el dinero, puede ser condenado por el juez si así lo estima la justicia.

Lo más habitual durante el proceso de divorcio, es que el tribunal dictamine órdenes temporales para la utilización del dinero de la cuenta bancaria compartida. De este modo, puede limitar el uso de la misma para que no se utilice más allá de los gastos ordinarios. Si no se cumpliera esta orden, llegarían los problemas legales.

En AIDE Abogados de divorcios, estamos a su disposición en Burgos para ayudarle en cualquier consulta relacionada con el delito de abandono familiar y las cuestiones legales vinculadas con la retirada de dinero de la cuenta corriente compartida durante el proceso de divorcio. No dude en consultarnos.

Separaciones y Divorcios

7 Consejos para tener un divorcio amistoso

divorcio amistoso

En España 6 de cada 10 matrimonios se rompen. Desde que se aprobó la ley del divorcio en 1981, casi tres millones de parejas han roto sus lazos matrimoniales. Pero, pese a este número tan amplio, realizar una ruptura matrimonial no es para nada un proceso sencillo.

Cada divorcio es diferente y lo más habitual es que ambas partes no se pongan de acuerdo en todos los términos a negociar, especialmente si hay hijos de por medio. Por eso, es importante tener en cuenta una serie de factores clave para conseguir un buen divorcio. Desde AIDE Abogados de divorcios en Burgos, te lo contamos.

1- Intenta hacer un acuerdo con tu pareja

Facilitar el proceso de divorcio es esencial para la pareja, tanto anímicamente como para acortar el tiempo que dure la ruptura matrimonial. En menos de dos meses puede haber terminado esta fase y así se evita la celebración de un juicio en el que un juez posiblemente favorezca más a un miembro que al otro.

Buscad dialogar con puntos comunes para beneficiar a ambos en los bienes que se va a quedar cada uno y a quién le corresponde la custodia de los niños, si los hay. De esta manera, ahorraréis importantes gastos de gestión, especialmente si disponéis de una empresa o una sociedad en común.

divorcio amistoso2- No existen culpas

En el  caso de no poder llegar a un acuerdo con tu ex cónyuge, el juez será quien tome la decisión de repartir los bienes comunes de la pareja. Pero, aunque la otra persona haya sido la causante del divorcio, esta no tiene por qué ser castigada por la ley.

El juez decidirá qué es lo que le corresponde a cada uno teniendo en cuenta sus diferentes características personales, sociales y económicas. En el caso de la custodia de los niños, siempre se velará por lo que sea mejor para él, independientemente de que sea la madre o el padre.

3- Los niños tienen que entenderlo

Si hay hijos de la pareja, es esencial que sepan lo que va a pasar, tanto si son mayores como pequeños. Explicarles la situación adaptando el lenguaje a su edad, provocará que asuman el divorcio lo más rápido posible.

Además, es importante dejarles que expresen sus emociones y darles el mismo o más cariño que antes por ambos lados, para que sepan que sus padres siguen siendo sus padres aunque ya no estén juntos. Han de saber también, que la decisión no tiene nada que ver con ellos para que no se sientan culpables. Ante todo, hay que evitar hablarle mal de la otra persona aunque os llevéis mal, favoreciendo el acercamiento entre ellos.

4- Convenid los gastos de hipoteca y de pensión alimenticia

Una vez que os divorciéis, cada uno tendrá que asumir sus propios gastos. La hipoteca y la pensión alimenticia son gastos que tendréis que convenir mutuamente.

Para la hipoteca, acordad quién se va a quedar con la vivienda y por cuánto tiempo, y cómo va a ser la custodia de los hijos, tratando de ser lo más beneficioso para ellos. Dependiendo del tipo de custodia, el uso de la vivienda familiar variará entre los progenitores y con ello, el pago de la hipoteca.

En el caso de la pensión alimenticia, ambos la pagaréis si la custodia es compartida, teniendo en cuenta la capacidad económica de cada progenitor y las necesidades específicas de los hijos. Si la custodia la tiene únicamente una persona, la otra será la encargada de pagar la pensión alimenticia.

5- Tratad de facilitar la marcha de casa

Cuando se ha decidido quién se queda con la vivienda, la otra persona tendrá que marcharse a otro lugar. Para ello, es importante que le facilites la mudanza amistosamente y no le hagas pasar por un mal trago puesto que son vuestros últimos momentos de convivencia.

divorcio amistoso

6- Mantén en tu poder la sentencia de divorcio

En la sentencia del divorcio, queda reflejado todo lo que se ha acordado durante el proceso de separación. Para que no haya problemas posteriormente, es importante que te asegures de recibirla y que luego la mantengas. Sin este documento, si te vuelves a casar, tu nueva pareja tal vez no pueda disfrutar de los bienes que recibiste.

7- Acude a un abogado especialista

Para que el proceso de divorcio amistoso sea lo más fácil y sencillo posible, consulta con un abogado especialista en el campo familiar, como AIDE Abogados de divorcios en Burgos. De esta manera, ahorrarás tiempo y dinero y estarás aconsejado de la mejor forma posible.

Habla con tu abogado para resolver todas las dudas que tengas y para plantearle cualquier tipo de cuestión: la confianza entre abogado y cliente es esencial para poder tener un buen divorcio.

Separaciones y Divorcios

USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR EN GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA

El Tribunal Supremo en Sentencia de 21/07/2016 y otras anteriores y posteriores ha declarado que: señas de identidad

“Lo cierto es que el artículo 96 establece como criterio prioritario, a falta de acuerdo entre los cónyuges, que el uso de la vivienda familiar corresponde al hijo y al cónyuge en cuya compañía queden, lo que no sucede en el caso de la custodia compartida al no encontrarse los hijos en compañía de uno solo de los progenitores, sino de los dos; supuesto en el que la norma que debe aplicarse analógicamente es la del párrafo segundo que regula el supuesto en el que existiendo varios hijos, unos quedan bajo la custodia de un progenitor, y otros bajo la del otro, y permite al juez resolver «lo procedente».

Ello obliga a una labor de ponderación de las circunstancias concurrentes en cada caso, con especial atención a dos factores: en primer lugar, al interés más necesitado de protección, que no es otro que aquel que permite compaginar los períodos de estancia de los hijos con sus dos padres. En segundo lugar, a si la vivienda que constituye el domicilio familiar es privativa de uno de los cónyuges, de ambos, o pertenece a un tercero. En ambos casos con la posibilidad de imponer una limitación temporal en la atribución del uso, similar a la que se establece en el párrafo tercero para los matrimonios sin hijos, y que no sería posible en el supuesto del párrafo primero de la atribución del uso a los hijos menores de edad como manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitado por el Juez, salvo lo establecido en el art. 96 CC (SSTS 3 de abril y 16 de junio 2014, entre otras).

Por todo ello, el interés más necesitado de protección debe ser valorado en la sentencia, analizándose si se debe imponer una limitación del derecho de uso, armonizando los dos intereses contrapuestos: el del titular de la vivienda que quedaría indefinidamente frustrado al no permitírsele disponer de ella, incluso en los períodos en los que el hijo permanece con él, y el del hijo a comunicarse con su madre en otra vivienda.

En todo caso esta limitación temporal de uso deberá  ser acorde con el principio de proporcionalidad del citado art. 96 del CC y, en todo caso, suficiente para permitir al progenitor más necesitado de protección a rehacer su situación económica, y como consecuencia, acceder a una vivienda digna para atender a las necesidades del hijo durante los períodos de efectiva guarda, siempre con la relatividad que, en ese mismo interés del menor, tienen estas y las demás medidas que puedan afectarle teniendo en cuenta que la guarda compartida está establecida en interés del menor, no de los progenitores, y que el principio que rige los procesos de familia es la posibilidad de cambio de las decisiones judiciales cuando se han alterado las circunstancias.