las 10 claves para rechazar una herencia - AIDE Abogados

Las 10 claves para rechazar una herencia

Atrás
Herencias y sucesiones

Puedes elegir entre leer la entrada o escucharla a través de este podcast:

rechazar una herencia

Cuando se produce el fallecimiento de una persona, sus herederos tienen la posibilidad de aceptar o renunciar a sus bienes y obligaciones. Por sorprendente que parezca, los desistimientos de las herencias son más habituales de lo que parece.

Pero, ¿por qué se renuncia a una herencia? Los motivos más habituales son:

  • Porque la herencia incluye más deudas que bienes. Al transmitir el patrimonio del difunto, se incluyen tanto los activos (bienes) como los pasivos (deudas). En estos casos, si el heredero no tiene capacidad para hacerse cargo de las obligaciones económicas o no lo desea, puede renunciar a ella sin problemas.
  • El alto coste del impuesto de sucesiones. Al aceptar una herencia, el beneficiario tiene que pagar por ley el impuesto de sucesiones establecido en la Comunidad Autónoma del fallecido. Dependiendo de la comunidad, el precio varía considerablemente y puede llegar a ser muy caro, por lo que muchas personas no pueden pagarlo y rechazan la herencia a su pesar.
  • Los herederos prefieren delegar la herencia a sus descendientes. En caso de personas muy mayores, es común que estas lo deleguen a sus descendientes porque lo necesitan más o lo pueden disfrutar durante más tiempo.
  • El heredero tiene deudas. En el caso de que el heredero tenga deudas, los acreedores pueden reclamar el patrimonio recibido para cobrarlas. De esta manera, el sucesor rechazaría la herencia para que pasara a otros familiares.

Requisitos para renunciar a una herencia

Cualquier persona que esté en las condiciones adecuadas para disfrutar de los bienes con total libertad, tiene el derecho de rechazar una herencia. Desde AIDE Abogados de herencias en Burgos, te ofreceremos todo el asesoramiento que necesites, pero para renunciar a una herencia, primero tienes que tener en cuenta y cumplir estos 10 requisitos:

1- El rechazo es unilateral

La renuncia a una herencia es una decisión individual de cada persona. Porque un heredero renuncie, no quiere decir que lo hagan los demás: cada uno es libre de decidir.

Igualmente, si todos deciden rechazarla, tampoco es necesario que presenten el desistimiento al mismo tiempo ni en el mismo notario.

2- La renuncia debe ser total

No es posible renunciar a una parte de la herencia, por ejemplo, las deudas, y aceptar los bienes económicos o tangibles. Si se acepta o se rechaza se hace en su totalidad.

En el caso de que la persona que reciba la herencia sea legatario, en vez de heredero, sí que se podría aceptar y rechazar una parte.

rechazar una herencia3- Se debe renunciar por escrito

Para rechazar una herencia, es necesario hacerlo a través de una escritura pública ante un notario o ante el juez, en el caso de existir un procedimiento judicial por la herencia. Este procedimiento suele costar unos 50 o 60 euros.

No serán válidas aquellas renuncias que estén hechas en privado o por actos no reglamentados.

4- El desistimiento es definitivo

Una vez que se haya rechazado la herencia de manera oficial, no es posible echarse para atrás y aceptarla porque se trata de un procedimiento irrevocable. Excepto, si se demuestra que la decisión de la renuncia ha sido presionada por otra persona o se tratase de un testamento desconocido.

5- No se puede rechazar hasta después de la defunción

Por ley, no es posible renunciar a una herencia de una persona que esté viva. Si así se acuerda, no resultará válida hasta que no se realice por expreso ante notario tras su defunción.

6- No existe plazo para la renuncia

Por regla general, se puede rechazar la herencia en el tiempo que se estime, una vez que hayan pasado 9 días después del fallecimiento de la persona que cede su patrimonio.

En el caso de que exista un procedimiento judicial abierto por la sucesión de bienes y obligaciones, el juez puede imponer el tiempo que estime oportuno para proceder a rechazar la herencia.

7- Que no existan muestras de haberlo aceptado

Para poder renunciar a una herencia, es necesario que no existan señales implícitas de haberla aceptado anteriormente: haber hecho uso de los bienes, declaraciones, arrendamientos de propiedades,… Si se dan alguno de estos casos será imposible rechazar la herencia.

8- Se puede rechazar si no causa un perjuicio a un tercero

Si el heredero renuncia la herencia para evitar pagar las deudas que debe a sus acreedores, podría causarles un perjuicio. En este sentido, estos tendrían la autoridad de solicitar al juez aceptar la herencia en el nombre del heredero para saldar sus deudas.

Una vez liquidada la deuda, si sobra patrimonio, este se repartirá entre el resto de herederos, pero no se llevará nada quien la haya rechazado.

rechazar una herencia

9- Se reparte entre las persona que la hayan aceptado

Cuando un heredero rechaza la herencia, esta se reparte entre las personas que sí la hayan aceptado. En el caso de ser el primogénito el que la rechaza, la herencia pasaría en línea familiar descendente. Si nadie de la familia la acepta, el patrimonio pasaría a formar parte del Estado.

10- Aceptar la herencia a beneficio de inventario

En el caso de que los herederos no quieran aceptar las deudas del patrimonio del fallecido, existe la posibilidad de aceptar la herencia a beneficio de inventario.

Esto significa que pueden responder a las deudas con los bienes que existen en la herencia, y si después sobra patrimonio, se reparte entre los herederos. De esta manera, estos no tienen que responder a las deudas con su propio patrimonio.

Compartir: