Derecho Mercantíl archivos - Aide Abogados
Derecho Mercantíl

Sanciones por no depositar las cuentas anuales en el Registro Mercantil

depositar las cuentas anuales

El depósito de las cuentas anuales en el Registro Mercantil es algo obligatorio para las empresas. Hasta ahora, aquellas que no lo hacían simplemente veían cerrada su sociedad. Pero recientemente se ha empezado a poner sanciones para aquellas empresas que no presentan sus cuentas en el plazo correspondiente.

Y ese período se acerca. Para aquellas sociedades que cierran el ejercicio el 31 de diciembre, que son la gran mayoría, el plazo para aprobar las cuentas en la Junta General de Socios es hasta el 30 de junio y un mes después, hasta el 30 de julio, para presentarlas en el Registro Mercantil

Por eso, para no enfrentarte a las sanciones correspondientes, si eres el administrador o formas parte de ese órgano de la empresa, debes convocar la Junta antes del 30 de junio de la forma que marquen los estatutos. 

 

Cómo depositar las cuentas anuales

Los documentos de la empresa que se tienen que presentar en el Registro Mercantil son los siguientes:

  • La instancia de presentación de las cuentas firmada por el solicitante.
  • La hoja de datos generales de identificación.
  • El informe de participaciones propias.
  • El informe medioambiental.
  • Las cuentas anuales, que constan de: el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias, el estado de cambios en el patrimonio neto y la memoria.
  • El certificado de la aprobación de las cuentas que ha de estar firmado por los administradores.

En el caso de que también tenga que presentar un informe de Auditorías, se deberá incluir también:

  • El informe de Auditorías.
  • El informe de gestión.
  • Estado de Flujos de Efectivo.

Dependiendo del tipo de empresa (total de activo, número de empleados o el importe neto de la cifra de negocios) cada una tendrá que presentar un modelo diferente. El Ministerio de Justicia establece cuáles son estos modelos y las plantillas editables.

depositar las cuentas anuales

Soportes para el registro de las cuentas

Para registrar las cuentas anuales de la sociedad, existen tres formas de hacerlo:

  • En papel. Donde se entregarán todos los documentos debidamente firmados y cumplimentados en una carpeta.
  • En CD/DVD. Se utiliza el programa D2 y los documentos deben estar en una carpeta digital con los archivos comprimidos en zip. Asimismo, habrá de constar el certificado de la huella digital firmado.
  • A través de un envío telemático. Igualmente, hace falta el programa D2. Con él se cumplimenta el depósito digital bien cumplimentando los datos directamente o importando los datos ingresados en un programa contable. Después una vez comprobado que no hay errores, se procede a generar el depósito y la huella digital.

A continuación, se remite el depósito al Registro Mercantil. Para ello, acudimos a la web del colegio de registradores y pinchamos en ‘presentación telemática de documentos’.

También se puede presentar telemáticamente de forma mixta. Para ello, se genera el depósito y la huella digital, y el Certificado de la aprobación de cuentas se entrega al Registro Mercantil, bien en persona o por correo certificado.

 

Sanciones y consecuencias de no presentar las cuentas anuales

Si una sociedad no deposita de esta manera las cuentas anuales, se enfrenta a una serie de consecuencias y sanciones económicas:

  • En primer lugar, se le impondrá una sanción que va desde los 1.200 hasta los 60.000 euros dependiendo del volumen de la empresa. En el caso de que tenga una facturación anual superior a los 6.000.000 euros, cada año de retraso en el depósito de las cuentas puede suponer hasta 300.000 euros.
  • depositar las cuentas anualesSe prohibirá que las sociedades puedan inscribir en el Registro Mercantil cualquier documento mientras continúe el incumplimiento. Aunque sí que se permitirá que se inscriban: un cambio de poderes, la disolución de la sociedad, el nombramiento de liquidadores o el cese del administrador.
  • El cierre del Registro Mercantil provocará que posibles inversores no puedan conocer la situación financiera de la empresa, por lo que esta puede empeorar.
  • El administrador será quien tenga la responsabilidad de responder frente a la sociedad, a los socios y a los acreedores, puesto que no ha cumplido su cargo y ha generado posibles daños y prejuicios a la empresa y al resto de sus integrantes.
  • Igualmente, el no depositar las cuentas anuales puede ser considerado una de las causas para atribuir un concurso de acreedores como culpable. De este modo, el administrador asumirá las deudas en el caso de que la empresa sea insolvente.
  • También en el caso de los administradores no actúen diligentemente perderán la responsabilidad limitada y tendrán que responder con su propio patrimonio por las deudas de la empresa.

En resumen, es necesario depositar las cuentas anuales en el plazo establecido para evitar estas sanciones perjudiciales para la sociedad. En AIDE Abogados estamos a tu disposición en Burgos para ayudarte a resolver esta situación si lo necesitas.

Derecho Mercantíl

Pactos parasociales en las empresas: características y efectividad

pactos parasociales

Cuando se forma una empresa en la que el capital está dispuesto entre varios socios, una sociedad del tipo que sea, es obligatorio que estos elaboren unos estatutos que tienen que cumplir obligatoriamente durante el desarrollo de la misma. Pero, en ciertas ocasiones, puede ocurrir que sean necesarios otros acuerdos que no están regulados en los estatutos. Son los llamados pactos parasociales.

Los pactos parasociales sirven para regular los acuerdos de los socios que no se pueden regular legalmente a través de los estatutos convencionales. Por lo general, son todas aquellas decisiones que no afectan al carácter puramente empresarial del negocio y son especialmente aplicables en sociedades familiares o en aquellas donde los socios cuentan con roles muy diferentes.

 

Tipos de pactos parasociales

Existen tres tipos de pactos parasociales, los cuales tienen la misma naturaleza jurídica que un contrato con fuerza de ley:

Los pactos de relación

Este tipo de acuerdo extra estatutario, regula las relaciones entre los socios de la empresa sin que estas afecten a la sociedad. Como ejemplo de estos pactos está el acuerdo de ganancias y pérdidas por el que los socios garantizan al resto de socios un mínimo de beneficios o se les exime de las posibles pérdidas.

Otro ejemplo es el pacto relativo a la adquisición de acciones, por el que se puede regular la cesión de participaciones en caso de venta de uno de los socios o por determinadas condiciones establecidas.

pactos parasociales

Los pactos de atribución

Son aquellos en los que los socios otorgan alguna ventaja a la propia sociedad. Por ejemplo, cuando se establece la obligación de realizar una financiación adicional de los socios a la empresa, cuando se crean pactos entre los integrantes de no competencia, o se concede a la sociedad la exclusividad en la venta o intermediación en los productos de los socios.

Los pactos de organización

Estos acuerdos versan sobre la organización, el funcionamiento y la regulación de la sociedad, en definitiva, sobre el comportamiento de cada socio dentro de los órganos de la empresa. Se trata de los pactos parasociales más comunes en la mayoría de las sociedades y se pueden dirigir tanto al órgano de administración como a la Junta General.

  • En el órgano de administración los pactos más habituales son: las personas que componen este órgano y la distribución de los cargos o la restricción de competencias a los integrantes.
  • En la Junta General incluyen los siguientes acuerdos: los socios se comprometen al voto cuando se discutan determinadas proposiciones, la conveniencia de los votos o pactos sobre quórums reforzados.

 

La validez y la eficacia de los pactos parasociales

Los pactos parasociales no tienen por qué ser firmados por todos los socios de la empresa, si bien es cierto que, para que sea efectivo, han de ser firmados por mínimo dos socios o algún socio y terceros que asuman ciertas responsabilidades con la sociedad.

Lo más aconsejable para que estos acuerdos parasociales ofrezcan una seguridad jurídica, es que queden expresados en un documento público, más allá de hacerlo en un documento privado o través de un acuerdo verbal. De esta manera, se recomienda inscribirlos en el Registro Mercantil para que tengan una forma contractual y sean de exigible cumplimiento entre los socios firmantes.

pactos parasocialesA raíz de esa naturaleza contractual de la que gozan, los pactos parasociales no involucran a la sociedad ya que se trata de una persona jurídica aparte. Únicamente vinculan a las decisiones de los socios, con la excepción de que sean pactos que beneficien a la propia empresa, como lo son los acuerdos de atribución.

Igualmente, en el caso de que se transmitan las acciones a otra persona, los pactos parasociales no vinculan al nuevo adquiriente, a no ser que sea su heredero. Entonces sí que permanecen activos. De la otra manera, el nuevo accionista deberá acordar nuevos pactos con el resto de socios si así lo desea.

En el caso de que algún socio incumpla un pacto parasocial, se pueden establecer ciertas cláusulas que generen una garantía del cumplimiento, como una pena económica, la revocación de sus acciones, la exclusión del socio o el apoderamiento para la emisión del voto, por ejemplo.

En AIDE Abogados, estamos a tu disposición para resolverte cualquier cuestión relacionada con los acuerdos parasociales. No dudes en consultarnos. Estamos en Burgos.